Ho'oponopono asombroso de la mano de Viktor Kala
18346
post-template-default,single,single-post,postid-18346,single-format-standard,bridge-core-1.0.7,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-18.2.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Ho’oponopono asombroso de la mano de Viktor Kala

Ho'oponopono asombroso de la mano de Viktor Kala. Facilitador

Ho’oponopono asombroso de la mano de Viktor Kala

¡Hecho está!, una de las frase favoritas de Viktor Kala, un buen amigo que he conocido hace unos meses que se define como facilitador de Ho’oponopono. Gracias a él estoy conociendo un poco mejor esta milenaria técnicas de sanación de nuestra heridas emocionales creada y practicada por el pueblo hawaïano. Viktor ha desarrollado su propio forma de interpretar y transmitirlo: Ho’oponopono asombroso.   Tal como nos explica, así ve este antiguo método

¡Hecho está! unas palabras que emergen de lo más pequeño, de la profundidad de la física cuántica, las partículas más diminutas pero que son la base de la materia y la energía. Aquello que haces en tu presente está realizado. Es el poder de la palabra y la atracción. Es el poder de la manifestación y el poder de la palabra que tiene mucha energía. Con esta declaración todo se mueve.   La gente no debe repetir palabras sin saber lo que significan. Se deben trabajar nuestras relaciones más importante, la de madre-hijo y la consciente-inconsciente. Cuando se repiten las palabras base del método, se debe saber que cada palabra tienen un porqué, hay que ser consciente de lo que se dice. Nos estamos sanando a nosotros mismos, dándonos amor y paz con el poder de las palabras.

En el método destacan cuatro palabras: Lo siento, perdóname, te amo y gracias. Hay más palabras para trabajar nuestro yo interior, pero todas nos llevarán hacia le mismo objetivo, estas en paz con nosotros. Cuando se pide perdón por la parte de mi que ha creado este conflicto o problema, estamos deshaciendo nudos emocionales y ataduras que nos impiden vivir más libres de culpas y cargas. Ho’oponopono tiene muchas más herramientas, palabras, oraciones, meditaciones, pero cada persona debe elegir aquellas que más le “resuenen” y le sean eficaces, tal como dice Viktor.

Ho’oponopono es práctica, práctica y práctica para llegar a conectar con tu paz y con tu amor. Al llegar a ese punto es cuando puedes expandir tu paz hacia otras personas, también te permite que, pase lo que pase en el mundo exterior, una persona esté en equilibrio emocional. Este método no interfiere con tu religión o profesión, es algo que mira hacia dentro para recuperar y sanar.

Muchas veces te habrás hecho un pequeño corte mientras estás en la cocina o manipulando herramientas. Al principio hay una herida que primero desinfectas y luego cubres con una tirita. Estudié tres años de medicina, pero aún me sigue maravillando como el cuerpo humano se repara a si mismo. Esa pequeña herida, al cabo de unos días se va cerrando, se reconstruye la piel y desaparece. Sin hacer nada, sin intervención de médicos ni medicinas nuestro organismo a corregido él solo el problema.

Sin embargo esto no suele suceder con los problemas emocionales. Se enquistan en nuestro interior como si en la herida se hubiera introducido con el corte un cuerpo extraño, entonces puede sobrevenir una infección y una reacción de nuestro organismo para defenderse como es la fiebre que mata a los microorganismo con su temperatura elevada, la inflamación derivada del mayor riego sanguíneo y otros mecanismos de defensa. Los problemas emocionales son más complejos de trata y curar, nuestra mente aún no ha llegado al nivel de la fisiología y aquí es donde Ho’oponopono puede intervenir de una forma natural mejorando nuestras heridas.

Os invito a seguir a Viktor y conocer un poco más este método que ya ha conseguido ayuda a millones de personas en todo el mundo. El perdón, el reconocimiento de culpa, decir determinadas palabras es algo que los que hemos crecido en el entorno de la religión católica conocemos bien, nuestro hermanos hawaïano se anticiparon tres mil años al nacimiento de Jesús con ideas muy parecidas para lograr la paz interior, única forma de empezar a mejorar a los que nos rodean.

Sin comentarios

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: